Hipérico – Beneficios, propiedades y contras

Utilizada desde hace muchísimos años atrás, el hipérico es una hierba ampliamente conocida por sus propiedades medicinales, especialmente en tratamientos para la depresión y  trastornos de ansiedad.

Sus efectos han sido comprobados por numerosos estudios por lo que actualmente cuenta con reconocimiento pasando de ser un remedio casero a una medicina reconocida por la comunidad científica.

Qué es el hipérico, Hypericum perforatum o hierba de San Juan

También conocido como hierba de San Juan, planta de San Juan, flor de San Juan y corazoncillo,  el nombre científico del hipérico es Hypericum perforatum.

Aunque actualmente se puede encontrar en casi cualquier parte del mundo, la planta de San Juan es originaria de Europa.
El hipérico se cultiva principalmente en prados, bosques abiertos y en general en suelos calcáreos.El Hypericum perforatum pertenece a la familia de las hipericáceas y su altura oscila entre los 25 cm y 90 cm aunque generalmente no suele superar los 50 cm. El  tallo del hipérico tiene un color entre verde amarillento y rojizo que se ramifica en la parte superior en dos partes, a partir de ahí es donde crecen las hojas.

Quizás lo más característico son sus flores de color amarillo intenso gracias a las cuales en la antigüedad se le atribuían propiedades mágicas, las cuales tienen cinco pétalos grandes con pequeñas bolsas secretoras.hipericoLas flores son la parte de la planta que más suele usarse para la elaboración de ciertos remedios caseros, aunque el resto de la planta también se utiliza exceptuando la raíz.

El hipérico tiene ciertas características por las que se puede identificar fácilmente como lo son las dos líneas finas longitudinales presentes en su tallo, pequeños puntos negros en sus hojas y el color rojo que toman sus pétalos al ser presionadas.

La recolecta se hace en su floración que coincide con el día de San Juan razón por la cual se le ha dado esa denominación. Como suele ocurrir en algún momento de la historia muchas leyendas se tejieron en torno a ella. Por ejemplo, se llegó a decir que el color rojo de su sabia representaba la sangre de San Juan y de ahí sus propiedades curativas y los nombres de Hierba de San Juan, Flor de San Juan y Planta de San Juan que popularmente se le dio.

¿Cómo se usa el hipérico?

El hipérico se utiliza principalmente de tres formas: en infusión, en aceite y en capsulas.
Tanto la infusión como las capsulas son empleadas cuando se desea aprovechar al máximo todas las propiedades curativas de la planta, principalmente para la depresión y ansiedad.

El aceite puede utilizarse en casa de forma rápida y sencilla y suele utilizarse como cicatrizante.

Antidepresivo natural

La depresión es una enfermedad que afecta a miles de personas a nivel mundial caracterizada por un sentimiento de profunda tristeza que impide el desarrollo normal de sus actividades y que de no ser tratada puede ocasionar graves consecuencias.

La hierba de San Juan o hipérico ha sido ampliamente utilizada como tratamiento natural para la depresión, teniendo resultados muy similares a los de los fármacos pero sin gran parte de sus efectos secundarios. Algunos de sus componentes como la hipericina y sus derivados así como también las xantonas, flavonoides y derivados de floroglucinol están involucrados en el efecto antidepresivo que tiene la planta. Si bien no se ha determinado con total exactitud de qué forma actúan estos componentes, se sabe que ocasionan la inhibición de ciertas enzimas como la mono amino oxidasa trayendo como consecuencia el aumento de los niveles de serotonina.
Niveles altos de serotonina en el cerebro favorece la estabilidad emocional y el buen estado de ánimo contribuyendo a reducir los síntomas de la depresión.
También tiene influencia sobre la noradrenalina que se relaciona con la generación de energía y además sobre la dopamina asociada al placer
Además de la ventaja que supone no tener que lidiar con los efectos secundarios de los medicamentos para la depresión convencionales su costo es mucho menor.

Cabe destacar que el tratamiento aunque sea natural de igual forma debe ser recetado por un profesional que indicará cual es la dosis apropiada, por cuanto tiempo y hará el seguimiento del caso para evaluar si el tratamiento está dando los resultados esperados.

El hipérico o Flor de San Juan también es utilizado para tratamientos contra la ansiedad y otras alteraciones del estado de ánimo.

Tratamiento para las hemorroides

Sufrir de hemorroides es realmente doloroso, incómodo y para algunos resulta hasta algo vergonzoso.

Uno de los tantos usos que se le da a la hierba de San Juan es como tratamiento alternativo para las hemorroides ya que posee propiedades analgésicas y antibacterianas que ayudan a reducir la inflamación y calmar el dolor.

El hipérico se utiliza en forma de bálsamo, cataplasma o aceite para tratar las hemorroides, bien sea que se compre dando click aquí o se prepare en casa.

Para preparar el aceite en casa se debe tener aceite de mostaza y aceite de oliva. Su preparación es bastante sencilla y requiere solo unos minutos.
Basta con freír en dos cucharadas de aceite de mostaza 1 taza de hojas y flores secas de hipérico. Luego de que estén frías se le añade 1/3 de taza de aceite de oliva extra virgen y se guarda en un recipiente hermético. Aplicar sobre la zona afectada 3 o 4 veces al día.

Hay quienes completan el tratamiento para hemorroides tomando un té de esta hierba por tener ciertas propiedades antibióticas que contribuyen a acelerar el proceso de curación. Puedes comprar las hierbas para este fabuloso té.

Es importante recordar que aun cuando es un remedio natural debe ser tratado con cuidado considerando que tiene ciertas contraindicaciones como en el caso de las mujeres embarazadas, que no pueden utilizar esta hierba en ninguna de sus formas así como la interacción con algunos medicamentos.
Además también existe el riesgo de alergias y reacciones adversas a los medicamentos elaborados a base de hipérico,  por eso antes de iniciar cualquier tratamiento es necesario consultar con el médico.

Hipérico para la piel

flor de san juanLos problemas de la piel son afecciones bastante comunes que padecen muchas personas que por lo general invierten grandes cantidades de dinero en costosos tratamientos como la psoriasis.

La psoriasis es una enfermedad de la piel algo frecuente que causa picazón y en ocasiones dolor. Aunque no existe una cura definitiva, los síntomas se pueden controlar.
El aceite de hipérico es uno de los tratamientos naturales más efectivos para la psoriasis gracias a los componentes presentes en la planta como las hipericinas,  flavonoides e hiperforina. Estos componentes tienen propiedades analgésicas, antiinflamatorias y cicatrizantes que contribuyen a la recuperación y sanación de la piel afectada como producto de la psoriasis.

Se recomienda el aceite que contenga aceite de rosa mosqueta para acelerar el proceso de regeneración de la piel. Debe utilizarse de noche y sólo de forma externa. No debe ingerirse.

El uso de este tratamiento no debe sustituir a la consulta médica, a la cual se debe asistir si los síntomas persisten y/o empeoran.

Otros beneficios

Además de los beneficios ya mencionados, el hipérico ayuda a aliviar el dolor de cabeza asociado a la migraña y jaqueca.
Contribuye a mantener controlados los cambios de humor y estado de ánimo propios de la menopausia a través de su ingesta en infusión.
Mejora los procesos digestivos aliviando los síntomas de la gastritis y evitando problemas asociados con el estómago si se toma una taza de infusión luego de la comida principal.
Su uso de forma tópica o externa ayuda los procesos cicatrizantes como el caso de las quemaduras y lesiones causadas por ciertas enfermedades de la piel.
También alivia los dolores musculares y de las articulaciones si se utiliza el aceite en masajes sobre las zonas afectadas.

Recomendaciones

Muchas veces se tiende a pensar que porque algo sea natural puede usarse sin ningún tipo de reparo, cuando la verdad es que cada planta tiene sus propiedades que sirven para algunas cosas y para otras no, así como tampoco pueden ser utilizadas por todas las personas sin tomar en cuenta sus condiciones particulares.

Si bien es cierto que la hierba de San Juan o hipérico es muy útil para tratar muchas afecciones también es cierto que hay que tener ciertas precauciones respecto a su uso:

  • Las mujeres que estén embarazadas, que sospechen que pueden estarlo o que se encuentren en periodo de lactancia no pueden utilizar esta hierba ni ninguno de sus derivados.
  • Puede tener interacción con otros medicamentos reduciendo su efecto como es el caso de las píldoras anticonceptivas.
  • Durante el tratamiento con el hipérico o hierba de San Juan debe evitarse la exposición al sol ya que algunos de sus componentes pueden ocasionar severos daños a la piel.
  • Aumento de riesgo de fallo cardiaco si se utiliza anestesia: Es importante advertirle al profesional de la salud si se ha consumido hierba de San Juan en los meses anteriores a una intervención quirúrgica ya que sus efectos en el organismo combinados con la anestesia pueden provocar problemas graves con el corazón durante una operación.

Propiedades y contraindicaciones del hipérico

El hipérico mayormente conocido como Hierba de San Juan, es una de las hierbas más populares y de mayor uso entre los adeptos a la medicina natural, gracias a sus múltiples usos y los beneficios que aporta a la salud.

Su nombre científico es Hypericum perforatum, pertenece a la familia de las hipericáceas. De origen europeo, hoy en día se puede encontrar en muchas partes del mundo gracias a su gran adaptabilidad.

Crece de forma silvestre y natural en prados, setos, bosques abiertos y mayormente en suelos calcáreos, es decir, en zonas con climas áridos y semi- áridos.

Se caracteriza por sus flores amarillas de color intenso, sus grandes pétalos y las pequeñas bolsas secretoras de su centro, así como por el color de su tallo entre verde, amarillo y rojo.

propiedades del hiperico

Propiedades del hipérico

El uso de la Hierba de San Juan como planta medicinal no es asunto nuevo, por el contrario los griegos ya conocían las propiedades del hipérico, la utilizaban para diferentes tratamientos y además la estudiaron ampliamente durante muchos años.

En la actualidad sigue siendo motivo de estudio y sus efectos han sido reconocidos por gran parte de la comunidad científica, que continúa evaluando sus propiedades, componentes, la forma en que estos actúan contra ciertas enfermedades así como también sus contraindicaciones y riesgos.

A lo largo de todo ese tiempo se ha determinado que las propiedades de esta planta se deben a ciertos componentes de la hierba que representan sus principios activos, es decir, los componentes que permiten prevenir, curar o tratar una enfermedad.

Veamos cuales son:

  • Hipericina: Actúa sobre los mensajeros químicos que regulan el estado de ánimo en el sistema nervioso. Se dice que influye sobre los niveles de dopamina, neurotransmisor relacionado con las sensaciones placenteras y estados de relajación así como con los procesos emocionales, cognitivos y vitales.
  • Hiperforina: Es una molécula polifuncional que inhibe la receptación de serotonina, norepinefrina y de la dopamina. Junto con la hipericina actúan contra enfermedades mentales como la depresión y la ansiedad.
  • Flavonoides: Los flavonoides son pigmentos naturales presentes en algunos vegetales que poseen propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, protegen contra diferentes tipos de virus e incluso se considera que también posee propiedades anticancerígenas.
  • Aceites esenciales: Los aceites esenciales son sustancias presentes en diferentes tejidos vegetales que en líneas generales son antibióticos, antisépticos, antiinflamatorios, regeneradores celulares y además su acción mejora la circulación sanguínea.
  • Limoneno y Quercetina: Son sustancias que tienen propiedades antioxidantes
  • También poseen ácidos como el ascórbico (Vitamina C), minerales y taninos.

Para qué se usa la flor de San Juan

Como ya hemos mencionado, la hierba de San Juan es considerada una de las plantas con mayores propiedades curativas utilizadas para tratar diferentes tipos de afecciones.

Antidepresivo: Su efecto antidepresivo es quizás una de las propiedades que más se conoce, ya que desde hace muchísimo tiempo ha sido utilizada para tratar la depresión y la ansiedad, aliviando considerablemente sus síntomas.

Oferta
Lamberts Complemento Alimenticio - 120 Tabletas
-Su consumo en pastillas es el más recomendado para la depresión y problemas anímicos.

La hipericina e hiperforina actúan sobre los neurotransmisores inhibiendo la reabsorción de sustancias como la serotonina y dopamina relacionadas con el equilibrio emocional, las sensaciones placenteras y la relajación.

Niveles altos de serotonina contribuyen a mantener un buen estado de ánimo así como mejoran el humor.

Por otra parte se ha comprobado que las propiedades del hipérico disminuyen el comportamiento agresivo y contribuye a la reducción de trastornos asociados con la depresión como el insomnio, cansancio y la falta de concentración.

El hipérico en el tratamiento de la depresión ha sido comprobada en varios ensayos clínicos determinando que su efecto es muy similar al de los antidepresivos elaborados en laboratorios.

Cicatrizante antiséptico: Otra de las importantes propiedades está relacionada con su contenido de taninos. Es usado para tratar heridas y quemaduras, ya que controla la inflamación en los tejidos cercanos a la herida y además tiene propiedades antisépticas. Su uso en pomada durante unos días sobre la herida acelera el proceso de cicatrización.

Las mujeres que han tenido cesárea han visto buenos resultados gracias a las propiedades del hipérico referidas a la cicatrización de la herida sino también en la reducción visible de la misma.

Antiinflamatorio: La hierba de San Juan se considera un potente antiinflamatorio por lo que se utiliza para calmar dolores asociados a enfermedades como la artritis, reumatismo, problemas musculares y hematomas.

Gracias a sus propiedades antiinflamatorias también resulta muy útil para el tratamiento de dolores de cabeza y estomacales. E incluso para dolencias musculares si lo aplicamos en aceite.

Alivia los síntomas de la menopausia: Muchos de los síntomas asociados a la menopausia y que resultan realmente molestos para la gran mayoría de las mujeres que atraviesan este periodo como los sofocos y cambios de humor constantes, se alivian considerablemente con el uso de la Hierba de San Juan.

Las propiedades del hipérico antiinflamatorias mencionadas anteriormente ayudan también a lidiar con el síndrome premenstrual.

Por otra parte la Hierba de San Juan o hipérico es considerada como una planta anticancerígena, actúa contra infecciones importantes como las que provocan la hepatitis y el virus del VIH así como tiene efectos muy positivos en la regeneración de la piel y en tratamientos para afecciones cutáneas como la psoriasis.

Contraindicaciones del hipérico

contraindicaciones del hiperico

Si bien es cierto que esta planta aporta muchos beneficios en el tratamiento de diferentes tipos de afecciones, es necesario mencionar que debe ser tratada con cuidado y tomar en cuenta sus posibles efectos secundarios y contraindicaciones.

Aunque los efectos secundarios que pudiera tener el uso de esta hierba no se presentan con regularidad, de hecho son pocos los casos estudiados al respecto, y de llegar a hacerlo por lo general no son intensos sino más bien leves, es necesario estar informado sobre las contraindicaciones y por supuesto consultar con el médico antes de iniciar cualquier tratamiento.

No hay que olvidar que cada individuo es diferente y lo que para una persona pudo resultar muy bien para otra puede ser perjudicial. El especialista es quien determinará si es conveniente o no de acuerdo a la condición particular de cada paciente, si es recomendable el uso de la hierba, cual es la dosis apropiada y por cuanto tiempo.

  • El uso en mujeres embarazadas o en periodo de lactancia no se recomienda entre otras cosas porque no se cuentan con estudios suficientes sobre los efectos secundarios y contraindicaciones en esta condición. Durante la lactancia puede ocasionar cólicos, apatía y somnolencia.
  • Las propiedades del hipérico interactúan con muchos medicamentos llegando incluso a anular sus efectos, como por ejemplo las píldoras anticonceptivas, por lo que se recomienda no tomar esta hierba si se está tomando anticonceptivos orales para evitar este efecto secundario y sus consecuencias.
  • En ciertos casos, cuando la dosis es alta, pueden producirse reacciones serias ante la exposición solar.
  • Dentro de los efectos secundarios están los mareos, erupciones en la piel y cierto grado de irritabilidad. Estos efectos secundarios son muy poco frecuentes pero pueden llegar a presentarse.
  • En dosis elevadas puede afectar la absorción de ciertos minerales como el hierro.
  • No debe ser utilizada antes de una intervención quirúrgica al menos durante las dos últimas semanas. Es muy importante informar al médico sobre esto previa la operación.

Opiniones sobre la hierba de San Juan

Como suele suceder dentro de la comunidad científica existen tanto seguidores como detractores con opiniones diferentes sobre las propiedades del hipérico.

Hay opiniones que aseguran que realmente funciona en tratamientos para ciertos trastornos mentales como la depresión y la ansiedad, mientras que otras opiniones se centran en que su efecto no se encuentra comprobado con exactitud.

Por ejemplo, en 1996 fue publicado el resultado de un estudio realizado de 23 casos clínicos en Europa que determinó que la Hierba de San Juan si tuvo efectos antidepresivos en aquellos casos de depresión leve a moderada, dependiendo de la dosis y el tiempo de administración.

Estos resultados han sido corroborados por muchos otros estudios realizados en años posteriores donde se ha demostrado en repetidas ocasiones que la Hierba de San Juan tiene efectos muy similares a los de antidepresivos comerciales con la ventaja que no tienen tantos efectos secundarios como estos.

Su efectividad en casos de depresión severa no son los mismos que para casos moderados o leves, a pesar de la popularidad y las opiniones que tenga en ese sentido. Es importante tomar en cuenta que si al cabo de 4 o 6 semanas de su uso, los síntomas no han mejorado será necesario un cambio de tratamiento ya que en ese caso no está teniendo ningún efecto.

Los estudios a largo plazo sobre los efectos de la hierba son escasos lo que no ha permitido la evaluación de su acción a lo largo del tiempo.

Tanto ésta como todas las plantas medicinales deben ser tratadas con moderación, ya que aunque son productos naturales no son totalmente inofensivas y dependiendo de la condición de cada persona pueden tener diferentes reacciones y efectos.

No se debe iniciar un tratamiento por recomendación de algún familiar o amigo ya que cada caso y cada organismo es diferente.

Siempre debe acudirse a la consulta médica, ya que es el especialista quien tiene la capacidad de aclarar todas las dudas y las condiciones bajo la que debe ser usada la Hierba de San Juan en sus diferentes presentaciones.